NOMBRE CATEGORÍA

LOS NIÑOS Y LA TELEVISIÓN. LAURA PALACIOS y ANA Mª AGUILAR

         

Está claro que vivimos en una sociedad, donde las imágenes nos bombardean, y estamos obligados a ver; nos guste o no. Lo más importante es: ¿sabemos ver? ¿Estamos ayudando a nuestros hijos a leer imágenes, a discriminar, a elegir?

Está claro que vivimos en una sociedad, donde las imágenes nos bombardean, y estamos obligados a ver; nos guste o no. Lo más importante es: ¿sabemos ver? ¿Estamos ayudando a nuestros hijos a leer imágenes, a discriminar, a elegir?

 

Es importante enseñar a nuestros hijos a ver la televisión desde pequeños, desde muy pequeños. Ya que la televisión como tal, no es mala; las ventajas y desventajas de la televisión dependerán del uso y del análisis que realicemos de lo que éste medio nos propone.

 

Recomendaciones a las que debemos estar atentos:

 

  • Llevar la televisión a un lugar menos importante de la casa.
  • No es bueno que haya una televisión en la habitación de los niños, ya que esto puede hacer que se distancie de la vida familiar y no podremos controlar el qué o cuándo ve la televisión.
  • No encender la televisión durante las comidas, es un momento buenísimo para hablar en familia.
  • Controlar el tiempo que están delante del televisor.
  • Establcer/Pactar tiempos para ver la televisión, así como los programas que van a ver. No es bueno prohibir ver la televisión, saber que tienen algo vetado les hará querer verla todavía más.
  • Evitar que la televisión se convierta en una niñera. Hay que hacer que los hijos participen en las tareas de la casa, que se sientan útiles.
  • Ver la televisión en familia. Podemos comentar con ellos los anuncios, los programas, e ir formando su espíritu crítico.
  • No utilizar la televisión como premio o castigo.
  • Es preferible escuchar la radio o música en lugar de la televisión como ruido de fondo.
  • No te asustes si tu hijo te dice que se “aburre”, el aburrimiento despierta la creatividad.
  • Buscar alternativas: juegos, lecturas, deportes, salidas... No permitir que la televisión desplace la creatividad, la diversión, el diálogo...
  • Revisar el ejemplo que les damos. Demostrarles que somos telespectadores inteligentes, que opinamos, criticamos, y que elegimos con criterio lo que queremos ver.

 

Como conclusión podemos decir que no podemos criar a nuestros hijos al margen de la televisión, por eso hay que aprender a aprovechar al máximo su potencial educativo; los padres deben tomar una postura de vigilancia, responsabilidad y ejemplo.

 

 

                                                                                                         Laura Palacios

                                                                                                         Ana Mª Aguilar

                                                                                  Profesoras Colegio Arcángel Rafael

Publicado el 26/5/2017 en ARTÍCULOS

         

RSS 2.0 (ARTÍCULOS) RSS 2.0 (Vivir en Familia)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

Buscar

Categorías

Últimas entradas