NOMBRE CATEGORÍA

LA FAMILIA NUMEROSA DEL SIGLO XXI: UN VALOR EN ALZA. SARA PEREZ-TOME ROMAN

         

Las Familias Numerosas son un grupo de personas que caminamos certeramente entre la locura positiva y la sensatez responsable. ¿Por qué?

Las Familias Numerosas son un grupo de personas que caminamos certeramente  entre la locura positiva y la sensatez responsable. ¿Por qué?

 

Deberíamos partir del concepto de familia por el que apostamos, ya que es evidente nuestra apuesta por la vida nos confirmamos en la idea de que el matrimonio para que haya vida y numerosa es mas fácil que sea un matrimonio heterosexual no solo por el planeamiento biológico necesario que se puede sustituir por tres adopciones por lo menos, si no por algo de mas profundo calado humano y es que una familia numerosa al tener tantos matices afectivos y humanos de varios hijos con distinto sexo, en la mayoría de los casos, que es positivo y necesario la complementariedad varón-mujer, a la hora de educar desde el papel de padre y madre, diferenciados por el rol sexual y diferenciado que cada no de los padres quiere plasmar en sus hijos y con su pareja.

 

Esta primera aclaración nos ayuda a entender mejor las dos cualidades que nos definen, y que paso a explicar:

 

Locura positiva, es el pensamiento libre y consensuado de crear una familia, no por conseguir algún premio, alguna ayuda social o prestigio, sino porque siendo materialmente hablando al antinegocio, no nos importa lanzarnos a el a pesar de que no va a dar buenos y rentables beneficios. Consumimos mas que ninguna otra familia, pero   no lo invertimos para rentabilizarlo sino porque queremos a nuestros hijos, e invertimos en personas que en un futuro, saben compartir lo que hay para todos de forma solidaria, entregan lo suyo fácilmente cuando otro lo necesita, y son personas ricas en afectos y en valores humanos, compartiendo lo mejor de si mismos con muchas personas diferentes.

Por esto mismo, en una sociedad tan materializada y materialista por parte de todos  los que la formamos vamos contra corriente.

Nos gustaría poder ser mas libres para tener los hijos que nos gustaría tener, y no los que el concejal de la Vivienda nos permita; también a las madres nos gustaría que el Estado valorara nuestro esfuerzo y dedicación sin límite de horario, también nos gustaría tener disponibilidad de un cheque escolar que nos ayudara a elegir mas ampliamente el colegio de nuestros hijos; pero lo que mas nos gustaría es que reconocieran que gracias a esta  locura positiva por la familia, estamos ayudando al reemplazo generacional de todo un país  sin ningún reconocimiento ni contraprestación positiva por parte del Estado.

 

Sensatez responsable, hoy es muy fácil no tener o evitar tener los hijos no planificados de antemano, y sin embargo las familias que optan por tener todos los hijos que ellos quieren o les llegan han asumido esa realidad totalmente libres, pues pudiendo evitarlos no lo han hecho. Esta es una de las razones por los que el índice de matrimonios separados con familia numerosa es mas bajo que la familia que no lo es. Existe entra la pareja un vínculo de responsabilidad asumida libremente para que nazcan sus hijos, que les une mas que les separa los problemas que la pareja puedan tener entre ellos. Es un compromiso de fidelidad tan profundo que abarca no solo a la pareja sino también a los hijos derivados de esta de forma indefinida y solidaria.

La 24 horas de una familia numerosa tanto cualitativa como cuantitativamente son intensas pero a la vez 100x100 fructíferas en relaciones personales, que nos invitan permanentemente a estar sujetos y unidos a nuestras raíces familiares del pasado y a nuestros hijos que son nuestro futuro.

 

Ante la nueva era de la globalización también las familias numerosas somos pioneros de un estilo de vida diferente. Ni mejor ni peor que otros, solo diferente y basado principalmente en una educación integral de los padres para con los hijos en sentido tanto horizontal (entre la pareja; entre los hermanos), como vertical ( entre el padre/ madre, en relación con todos y cada uno de sus hijos) y finalmente estos dos sentidos forman un circulo de relaciones interpersonales tan rica en aportaciones personales diferentes que se potencian mucho mas los valores humanos tan necesarios para la vida, en este circulo los padres son un punto mas de la línea de esa circunferencia, donde podemos con mucho orgullo reconocer que nuestros hijos también nos ayudan y nos enseñan a convivir de manera que nosotros por nosotros mismos y a solas nunca hubiéramos descubierto.

 

La apuesta formal por la familia, el matrimonio y los hijos, nos va a proyectar siempre hacia una sociedad más estable y más positiva para todos.

 

SARA PEREZ-TOME ROMAN.

PRESIDENTA DE LAS FAMILIAS

NUMEROSAS DE MADRID.

Publicado el 26/5/2017 en ARTÍCULOS

         

RSS 2.0 (ARTÍCULOS) RSS 2.0 (Vivir en Familia)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

Buscar

Categorías

Últimas entradas