NOMBRE CATEGORÍA

CUESTIONARIO PARA VALORAR LA TIMIDEZ Carmen Ávila de Encío

         

La timidez es un rasgo de la personalidad que provoca apocamiento y vergüenza en las relaciones sociales. Conduce a intentar evitar la amenaza, el riesgo, la contrariedad y las relaciones con grupos numerosos o personas adultas.

El tímido se siente “bloqueado”: incapaz de comportarse de modo natural y espontáneo en la relación, ni de expresar con soltura sus ideas, sentimientos o deseos.

El cuestionario que se propone a continuación permite valorar de modo sencillo la timidez de niños o adolescentes (6 a 15 años). Está destinado al tutor y a los padres, quienes han de responder V (verdadero) o F (falso) según observe en el alumno o hijo el comportamiento señalado.

CUESTIONARIO

1. Prefiere las actividades en grupo al juego en solitario.

2. Es sumiso con los adultos y/o compañeros.

3. Evita algunas cosas que no causan temor a niños o jóvenes de su edad.

4. Se muestra tranquilo mientras espera para “decir la lección”.

5. No se afecta cuando se le llama la atención; se muestra indiferente.

6. Cuando tiene que hacer algo en público, lo hace con miedo. Se muestra indeciso.

7. No le afectan las bromas de sus compañeros.

8. Busca la mirada de aprobación del profesor.

9. Se muestra seguro ante casos o situaciones nuevas.

10. Se muestra asustado cuando no conoce la respuesta correcta.

11. En el aula pasa inadvertido.

12. Le gusta intervenir en público; siempre que puede “sale voluntario”.

VALORACIÓN E INTERPRETACIÓN

Sume un punto por cada una de las contestaciones que coincida con las siguientes: 1, 4, 5, 7, 9, 12 F (falso); 2, 3, 6, 8, 10, 11 V (verdadero).

Más de nueve puntos: la timidez es rasgo de la personalidad del alumno o hijo. Se angustia ante los contactos sociales; cuenta con escasa habilidad social. La timidez puede llevarle al aislamiento y a conductas de evitación. Es importante ayudarle a superarla.

Entre cinco y ocho puntos: no es alumno o hijo tímido, pero ante situaciones determinadas puede mostrarse como tal. Quizás haya sufrido en el pasado cierta timidez, hoy superada en la práctica, que sólo reaparece de forma esporádica.  

Cuatro o menos puntos: Este alumno o hijo se nos muestra seguro, con adecuadas habilidades sociales y buen desenvolvimiento en todas las actividades en las que ha de relacionarse con otras personas, previamente conocidas o no. Es más, disfruta con el trato social. No es en absoluto tímido.

Publicado el 6/9/2017 en ARTÍCULOS

         

RSS 2.0 (ARTÍCULOS) RSS 2.0 (Vivir en Familia)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

Buscar

Categorías

Últimas entradas