NOMBRE CATEGORÍA

CUESTIONARIO PARA VALORAR LA ANSIEDAD Carmen Ávila de Encío

         

La palabra “ansiedad” viene del término latino “anxietas” derivado de “angere” que significa estrechar y, se refiere a un malestar físico muy intenso que el niño percibe subjetiva y conscientemente como un estado de aprensión, tensión y preocupación.

La palabra “ansiedad” viene del término latino “anxietas” derivado de “angere” que significa estrechar y, se refiere a un malestar físico muy intenso que el niño percibe subjetiva y conscientemente como un estado de aprensión, tensión y preocupación. La ansiedad se presenta ante estímulos que el niño percibe como potencialmente peligrosos e incluye síntomas neurovegetativos (vómitos, dolores de cabeza), conductuales (inquietud, temblor, inhibición motriz), cognitivos (sentimientos de temor y aprensión respecto a acontecimientos desgraciados que pudieran suceder) y vivenciales.

Por tanto, ante situaciones percibidas como amenazadoras, los niños con un nivel elevado en ansiedad serán más propensos que los niños con un bajo nivel de ansiedad a responder con temor y aprensión. Consustancial a la ansiedad es la anticipación del peligro, mientras que el miedo se caracterizaría por surgir frente a estímulos concretos.

La ansiedad puede ser una experiencia humana normal, puede formar parte del cuadro clínico de enfermedades pediátricas y/o psíquicas y puede constituir un trastorno cuando la angustia es el síntoma predominante y tiene claras repercusiones en el bienestar personal y social del niño.

Este cuestionario está pensado para niños de ocho a trece años.

CUESTIONARIO

1. Hablo a mis padres con mal genio. SI NO

2. Cuando oigo un ruido fuerte, me asusto. SI NO

3. La mayoría de las veces “tengo razón”. SI NO

4. Me molestan los que hacen las cosas con lentitud. SI NO

5. Me enfado si alguien me empuja en el autobús. SI NO

6. Si a alguien se le ocurre una idea nueva, espero SI NO hasta estar seguro.

7. Los cuentos largos me cansan. SI NO

8. La gente dice que grito cuando me enfado. SI NO

9. Me enfado si me gastan una broma un poco pesada. SI NO

10. Tengo mareos. SI NO

11. Creo que tengo problemas. SI NO

12. Me preocupa hacer mal las cosas. SI NO

13. Me preocupa lo que los otros piensan de mí. SI NO

14. Noto que mi corazón va deprisa. SI NO 2

15. Me sudan las manos. SI NO

16. Me preocupan algunas cosas que me puedan ocurrir. SI NO

17. Estoy preocupado por mis padres. SI NO

18. Al levantarme por la mañana todavía estoy cansado y con sueño. SI NO

19. El profesor ideal es aquel que me deja salirme con la mía. SI NO

20. Cuando algo no me sale bien a la primera, lo dejo. SI NO

Valoración e interpretación

Si ha contestado NO, se valorará con 0 puntos; si ha contestado SI se sumará 1 punto. Sumadas las puntuaciones, el resultado obtenido se valora conforme a los siguientes criterios:

De cero a siete puntos: el niño que puntúa bajo suele encontrar que la vida es gratificante y que logra llevar a cabo lo que cree importante. Sin embargo, una puntuación excesivamente baja puede indicar falta de motivación ante las tareas difíciles.

De ocho a doce puntos: existen rasgos de ansiedad pero que sólo se ponen en marcha ante los peligros inmediatos y tienen el carácter de respuesta adaptativa imprescindible para salvaguardar la integridad del niño.

De trece a veinte puntos: el niño que puntúa alto se presenta lleno de ansiedad. Puede presentar algún desajuste, como estar insatisfecho con su posibilidad de responder a las urgencias de la vida o con sus éxitos en lo que desea.

Publicado el 6/9/2017 en ARTÍCULOS

         

RSS 2.0 (ARTÍCULOS) RSS 2.0 (Vivir en Familia)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

Buscar

Categorías

Últimas entradas