NOMBRE CATEGORÍA

CUESTIONARIO PARA VALORAR LA AGRESIVIDAD Carmen Ávila de Encío

         

En Europa, especialmente en Gran Bretaña, hablar de fracaso escolar significa antes tratar del problema de la falta de disciplina y de la agresividad de los escolares que la no promoción al curso escolar siguiente.

En Europa, especialmente en Gran Bretaña, hablar de fracaso escolar significa antes tratar del problema de la falta de disciplina y de la agresividad de los escolares que la no promoción al curso escolar siguiente.

¿Es aplicable este criterio a España? En este cuestionario proponemos la valoración de los alumnos en su grado de aceptación de las normas, disciplina o indisciplina y en su agresividad verbal o física.

Las respuestas se especificarán del siguiente modo: A: nunca; B: algunas veces; C: con frecuencia; D: casi siempre.

CUESTIONARIO

1. El alumno rompe pronto cualquier objeto que caiga en sus manos.

2. Es envidioso ante sus compañeros.

3. Es terco. Hagan lo que hagan o digan lo que digan los demás, él sigue por su camino. 4. Es violento; golpea a sus compañeros.

5. Echa la culpa a los demás de los sucesos negativos de su existencia.

6. Lo quiere todo ya y ahora.

7. Tiene dificultades para mantener sus amistades.

8. Su vocabulario es burdo, grosero.

9. Grita o vocea con facilidad.

10. Protesta de palabra o de hecho cuando le indican que debe hacer alguna cosa.

11. Insulta a sus compañeros.

12. Cuando está con sus compañeros es él quien crea problemas de disciplina.

Valoración e interpretación

Puntúe las respuestas del siguiente modo: A:0; B:1; C:2; D:3.

Seis o menos puntos: Este alumno no es en absoluto agresivo. Acepta las normas de conducta y disciplina sin problemas. Cuando se irrita o enfada sabe canalizar su malestar de modo que no afecte o repercuta sobre quienes con él están.

Entre siete y diecinueve puntos: Tiene una cierta carga de agresividad que intenta reprimir (concepto distinto al de canalizar). El resultado es que, en ocasiones, la agresividad se desborda por el sitio más inesperado; puede descargarse contra quien 2 menos culpa tiene o incluso contra él mismo. Ayudarle a canalizar esta agresividad es importante.

Más de veinte puntos: El alumno tiene una carga de agresividad verbal o física considerable. Es importante enseñarle a canalizar sin perjudicar a nadie; ni siquiera a sí mismo. A este fin se puede consultar el manual de Weisinger, H., Técnicas para el control del comportamiento agresivo, Barcelona, Martínez Roca, 1988.

Publicado el 6/9/2017 en ARTÍCULOS

         

RSS 2.0 (ARTÍCULOS) RSS 2.0 (Vivir en Familia)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

Buscar

Categorías

Últimas entradas